You are here:  / Soho Crónica / Soho Mujeres / La actriz porno más linda de Colombia, Isabella Obregón

La actriz porno más linda de Colombia, Isabella Obregón

La actriz porno colombiana Isabella Obregón, considerada la más linda de todas las actrices porno colombianas, estuvo en el punto de mira de todos los medios de la farándula y las redes sociales la semana pasada por una supuesta relación con el periodista César Augusto Londoño.

Isabella Obregón nació en Santa Marta y fue criada entre su ciudad natal y Medellín. Es una apasionada de los viajes y le encanta tomarse fotografías y asistir a rumbas. También comparte sus tips sexuales  por medio de sus redes sociales, en las que además muestra fotos muy calientes, principalmente en su cuenta de Instagram.

Actriz porno Isabella Obregón

“Fui actriz porno desde los 18 años, vivo sola desde esa edad, me encanta la libertad que tengo, soy sincera, detesto la hipocresía, porque creo que tengo mucha personalidad, la tuve para grabar vídeos para adultos y aguantar críticas, por ende también la tengo para decirle las verdades a las personas cuando me disgusta algo de ellas”, dice sin titubear esta hermosa mujer de 21 años.

Actriz porno Isabella Obregón Instafoto

Isabella Osborne cuenta que nunca fue una niña penosa ni con reparos a la hora de mostrarse, tanto en conversaciones como físicamente. Comenta que, antes de ser actriz porno, iba a la playa y se quitaba el brasier sin más, aunque la gente la mirase indisimuladamente.

Actriz porno Isabella Obregón Instagram

Comenzó a trabajar como actriz porno a los 18 años, aunque confiesa que había pensado dedicarse a la industria del cine para adultos ya a los 17, cuando se dedicaba a trabajar con la sex webcam, se desnudaba, hablaba con los hombres que se conectaban y les ofrecía un striptease.

Hacía lo que el cliente me pedía y lo llevaba a lo que se llama un “privado”, que es donde se empieza a generar dinero. Y me iba muy bien, demasiado bien diría yo.

Isabella Obregón Instagram

Isabella habla fresca de su vida íntima, de sus deseos, de sus preferencias, de las cosas que le gustan y de las que no le gustan. No tiene prejuicios, es espontánea y dice lo que piensa. Esquiva la fama y se sonroja cuando le piden autógrafos o fotografías. Le gustan los israelíes, se convirtió a la religión judía y habla hebreo, pero no le agradan los hombres colombianos.